Catálogo

Aragón tiene una larga tradición de títeres pero fue Gerardo Duat, Profesor Gerardini, (que había aprendido el oficio junto al catalán Ezequiel Vigués, Didó) quien facilitó la continuidad del género en esta comunidad. Había nacido en San Esteban de la Litera (Huesca) y con una vieja moto y una maleta con los títeres recorría aquellos pueblos dando funciones. En algunas de ellas solicitó la ayuda de un niño llamado Paco Paricio, despertando en él una verdadera pasión por los títeres. En Zaragoza, de la mano de Iñaki Juárez, surge un grupo de profesores, allá por la Transición, interesado en la aplicación de los títeres en la enseñanza. Esta experiencia y la anterior, también relacionada con el Magisterio, están en el renacer de los títeres en Aragón. UNIMA Aragón se constituye en 1985 con tres compañías, Momo, Pajarola (antecedente de Arbolé y Garabaita) y Teatro de Medianoche. Posteriormente se incorporarán tres compañías de Huesca: Titiriteros de Binéfar, Trapalanda y Taraneya, así como miembros de otras compañías que, sin ser exclusivamente de títeres, los contemplan en sus espectáculos como El Silbo Vulnerado o Caleidoscopio. En los años noventa se incorporan De Trozos Títeres, Títeres de la Tía Elena e Imago Mundi. En el siglo XXI, desaparecidas algunas compañías, se incorporan nuevas como Tras-Tam Teatre, La Compañía o Títeres sin cabeza. Unima Aragón ha contribuido a la formación de los profesionales del títere con varios cursos como el de Eduardo Di Mauro en 1993, las ediciones de Títeres y Juglares en el Monasterio de Veruela (1999-2003), la Escuela de Verano, Caspe 2007, en colaboración con el Centro Dramático de Aragón. Importante fue el Programa Experimental de Integración del Teatro de Títeres y Objetos en el curriculum de la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza, desde el curso 2008-2009 hasta el actual.