Fantoche número 12

Comprar en papel Descargar en PDF

Nos complace presentar en esta edición, en primicia, el hallazgo casual en los archivos del Museo del Teatro Central de Títeres de Moscú, de un legajo con la inscripción manuscrita “El teatro de la Tarumba”, que contiene fotografías inéditas y otros documentos que fueron entregados por Miguel Prieto, director de La Tarumba, al mítico titiritero ruso Sergei Obraztsov, quien tuvo el acierto de guardarlo para la posteridad, ayudándonos así a restablecer ahora la memoria borrada del pasado.

No debemos olvidar que la historia siempre la escriben los vencedores, con su peculiar y tendencioso argumentario, para arrojar al olvido perpetuo a los vencidos despojándolos de su identidad. Tras la Guerra Civil, han sido tantos los años de dictadura empeñada en reprimir y borrar la memoria de los vencidos que, aunque resulte dificultoso, contribuir a recuperarla se hace absolutamente necesario para poder reconciliarnos definitivamente con el pasado.

Por eso, desde el equipo de Fantoche hemos asistido a este feliz hallazgo con el mismo vértigo y emoción que cuando, tras el fallecimiento de un familiar querido, se abre por primera vez el cajón de una vieja cómoda para hurgar entre sus fotos y recuerdos. En esta ocasión nuestra familia, los protagonistas que aparecen en las fotografías, son los títeres y titiriteros del pasado republicano, quienes resurgen para mostrarnos sucesos desconocidos, imágenes inéditas, personas y paisajes por descubrir.

Estas estampas guardadas en un olvidado legajo, aguardaban a ser descubiertas para recomponer el árbol genealógico de nuestra estirpe titiritera, la vida desterrada de los que ya murieron, la partitura emocional de una época, la historia verdadera que ansía ser contada.