(1922-1986)

Juan Antonio Díaz Gómez de la Serna, de nombre artístico Maese Villarejo dedicó su vida a los títeres. Nacido en Madrid en y con solo 18 años hizo su primera incursión en este arte creando el personaje Juanín con el que representó multitud de cuentos infantiles. En 1942 este personaje se transformó en Gorgorito y con él comenzó a escribir sus propias obras, muchas de las cuales se siguen representando en la actualidad. Su gran éxito le llevó a participar asiduamente en programas infantiles de radio y fue ahí precisamente donde el popular presentador “Boliche” le apodó con su nombre artístico, haciendo referencia al titiritero Maese Pedro del Quijote y a su tercer apellido, Villarejo.

En el año 50 la compañía de Maese Villarejo ya estaba totalmente afianzada y comenzó una gira por los teatros más importantes de España y Sudamérica poniendo en escena grandes obras tanto infantiles como de adultos. Sus enormes cestas de mimbre llenas de títeres pasaron más de 10 años recorriendo diversos teatros de Madrid como el Fontalba, Príncipe, La Comedia, Maravillas, Latina, Calderón, Alfil…

En 1952 se hizo cargo del teatro de títeres del Retiro a donde acudía asiduamente una joven que llevaba a su hermana

pequeña a ver las representaciones dominicales. Esa joven era Pepita Quintero, su futura esposa, con la que compartió su proyecto y amor por los títeres el resto de su vida. A partir de aquí comenzaron a viajar llevando las aventuras de Gorgorito por toda la geografía española. Su éxito fue tal que en 1957 llegaron a actuar en tres programas infantiles fijos a la semana en televisión española con personajes como Pedrito Corchea, Pepe el Tranquilo, y por supuesto Gorgorito.

Pero aunque su actividad principal era el títere de guante dirigido a los niños, Maese Villarejo también puso en escena numerosas obras adaptadas a marionetas de hilo como Los Habladores de Cervantes, El Medallón de Topacios de Vital Haza, El Aprendiz de Brujo de Dukas, Pedro y el Lobo de Prokofiev. Destaca el montaje con marionetas de varilla de El Retablo de Maese Pedro de Manuel de Falla representado por la compañía de Maese Villarejo bajo la dirección de las prestigiosas batutas de Odón Alonso, Enrique García Asensio, Ernesto Halfter, Manuel Galduf entre otros y con los que recorrieron los teatros más importantes de España, Lisboa y Roma.

Juan Antonio Díaz Gómez de la Serna continuó creando cuentos infantiles durante 30 años más. Su arte le llevó a actuar tanto en grandes teatros como en pequeñas plazas de pueblo, a viajarpor carreteras polvorientas o en avión, a compartir escenario con grandes orquestas sinfónicas o a estar en soledad, pero siempre llevando alegría a niños y adultos de todos los rincones de España hasta su fallecimiento en 1986. Toda una vida dedicada a los títeres que ha sido reconocida en forma de multitud de homenajes, premios e incluso estatuas en ciudades como Logroño, Cáceres o Astorga. Aunque quizás el mayor homenaje sea el que año tras año continúa haciéndole su público, que cuenta ya con tres generaciones, cuando sigue acudiendo a ver sus representaciones. Porque tras su fallecimiento, su esposay actualmente sus hijos siguen recorriendo los mismos caminos, ahora convertidos en autopistas, con las aventuras de Gorgorito.

Más información en www.maesevillarejo.com