Mensaje del día del Títere (por Henryk Jurkowski)

Henryk JurkowskiMensaje Escrito por el Profesor Henryk Jurkowski para el Día Mundial del Títere 2011.

Heme aquí en la ciudad de Omsk en Siberia Occidental. Entro en el Museo etnográfico. De golpe mis ojos son atraídos por la gran vitrina donde se encuentran decenas de figuras -se trata de ídolos de tribus ugrófinas: los Menses y los Chantes- que parecen saludar a cada uno de los visitantes. Un impulso interior me empuja a responderles y les saludo igualmente. Son magnificas. Representan una huella permanente de la espiritualidad de generaciones humanas primitivas.

Son ellas y su mundo imaginario, las que están en el origen de las primeras manifestaciones e imágenes teatrales, tanto sagradas como profanas. Las colecciones de arte están llenas de ídolos y figuras sagradas que desaparecen poco a poco de nuestra memoria. Sin embargo en este museo, hay también marionetas, que guardan, la impronta de las manos de sus creadores y de sus manipuladores. Dicho de otra forma, esas manos guardan las huellas de la destreza, de la fantasía y de la espiritualidad humana. Colecciones de marionetas existen en todos los continentes y en casi todos los países. Son un orgullo para los coleccionistas. Constituyen lugares de investigación, que guardan la memoria viva aportando una importante prueba de la diversidad de nuestra disciplina. El arte, como muchas otras actividades humanas, se somete a dos tendencias: la uniformidad y la diferenciación.

Henryk Jurkowski