Señor juez, sea usted razonable

No conozco el trabajo de los compañeros detenidos, pero por la información que me llega entiendo que se está tergiversando la interpretación de las imágenes y de la obra para arremeter contra el gobierno municipal de Madrid.

Si, como parece cierto, se están manipulando los contenidos de la obra, entiendo que procede interponer una denuncia contra todos aquellos que han contribuido a difamar a los titiriteros causándoles un gravísimo daño.

Si dejamos pasar este atropello nunca más podremos ver a Mister Punch ni a Polichinela, peligrosísimos enemigos del orden establecido, que llevan siglos colgando de la horca al verdugo, servidor del juez y de su ley , entre otras muchas y divertidas maldades, para regocijo de un público que se parte de risa con sus tropelías de madera y de trapo.

Mandar a esos muchachos a la cárcel   por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo y dejar en libertad a los que, está probado, han arruinado a España es, cuanto menos, una decisión muy difícil de aceptar, una medida que subleva.

Señor juez, sea usted razonable y haga el favor de liberar a los titiriteros, que dejen hueco en la cárcel para los auténticos delincuentes que todos conocemos.

Julio Michel